Con el paso del tiempo llevamos cada vez más dispositivos tecnológicos encima. En una mochila normal podemos encontrar sin demasiados problemas un teléfono inteligente (smartphone), un reproductor de música o una tableta. Si dejamos cada uno de los dispositivos cargando durante la noche estarán preparados para empezar el día siguiente. ¿Qué pasa si a lo largo del día nos quedamos sin batería? En un reproductor de música no es un problema muy grande, pero en un teléfono o una tableta si lo es. Para evitar esto siempre podemos cargarlos en enchufes o puertos USB de un ordenador.

En algunas ocasiones, por ejemplo en viajes largos en transporte público, es posible que nos quedemos sin batería y no tengamos la posibilidad de recargar el dispositivo. Si has viajado varias horas en autobús probablemente conocerás la sensación de «me estoy quedando sin batería, tengo que apagar el teléfono para poder llamar cuando llegue a mi destino». Para solucionar este problema podemos usar una especie de baterías portátiles que tienen algunos fabricantes. ¿Cual es su función?: actuar como fuente de energía para cargar nuestros gadgets sin depender de un enchufe o de un puerto USB. (…)

Cualquier batería tiene una carga finita y la capacidad se suele indicar en mAh. Para que quede más claro voy a poner como ejemplo la batería que tiene la HTC Desire. Con una batería de 1400 mAh el teléfono podría consumir hasta 1,4 A (Amperios) durante una hora. Si la batería fuera de 2000 mAh el valor máximo pasaría a 2 A. Cómo es natural, el consumo de corriente del teléfono no alcanza esos valores y es más pequeño. Si ponemos el brillo al máximo del teléfono, activamos la conexión 3G y jugamos a un juego el teléfono necesitará más energía para activar todos sus elementos y gastará la batería más rápido. Cuando conectamos el teléfono a una fuente de energía se vuelve a «cargar» la batería y almacena toda la energía que puede hasta llegar a su valor máximo.

Las baterías externas funcionan de forma similar, a partir de una batería de 7000 mAh o 2600 mAh proporcionamos energía a la batería del teléfono y hacemos que se cargue. De forma sencilla es una batería con mucha capacidad que da energía a otro dispositivo. Normalmente la batería externa tiene un par de puertos USB que son los que usamos para conectar el teléfono, tableta o reproductor de música y recargarlos. Siguiendo con el ejemplo si tenemos una batería externa de 2600 mAh podríamos cargar una vez completa la batería del HTC Desire y una segunda vez parcial. Con la batería de 7000 mAh podríamos cargar cinco veces la batería del teléfono antes de que se agotara la batería externa.

Hay baterías externas de diferentes fabricantes, uno de ellos es Avrha. Lo importante al elegir una batería externa es ver la capacidad que tiene (nos indicará el número de veces que podemos cargar un dispositvo) y la corriente que entrega. Cuando se carga un dispositivo la fuente de enrgía proporciona una corriente. Si entrega 1 A, el HTC Desire se cargaría en 1,4 horas, si da 2 A en la mitad de tiempo. No se puede aumentar de forma arbitraria la corriente porque puede afectar a la batería.

El uso de una batería externa es cómodo si viajamos mucho y no tenemos la posibilidad de cargar nuestros gadgets. En caso contrario, es sencillo cargar cualquier dispositivo usando un enchufe o los conectores USB de cualquier ordenador. La parte interesante de este accesorio es que puede cargar cualquier dispositivo que tenga un cargador por USB independientemente del fabricante o tipo.

 


 

Nota: si alguno conoce baterías externas de otras marcas / distribuidores puede poner un comentario en el artículo y actualizaré el listado.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.