En el artículo de ayer vimos las puntuaciones que tenía el benchmark de An Tu Tu en un HTC Desire (con Android 4.2.2). Hoy le toca el turno a una bq Kepler 1 que usa Android 4.1.1. La tableta tiene una pantalla de 8”, un procesador ARM Cortex 8 de 1 GHz y 512 MB de memoria RAM. El almacenamiento interno es de 16 GB y tiene las conexiones estándar que podemos encontrar en cualquier modelo actual. El sistema está instalado en la memoria interna. Inicialmente la tableta venía con Android 2.3, ha pasado por Android 4.0.4 (ROM de bq) y ahora lleva Android 4.1.1 (ROM de X-Team). Como gobernador de la CPU lleva SmartassV2. Con estas condiciones he pasado el mismo conjunto de pruebas que ayer y la puntuación total es de 4797 puntos.

Rendimiento de la Kepler 1

Podéis ver las capturas a continuación.

Puntuación de la Kepler 1

Puntuación de la Kepler 1

03 Detalles 1Detalles 1

04 Detalles 2Detalles 2

Si comparamos la tableta con otros terminales veremos que tienen una puntuación baja. El Samsung Galaxy S2 tiene por ejemplo una puntuación en torno a 10.000 mientras que en la parte alta de la tabla tenemos el Samsung Galaxy Note 2 con casi 20.000 puntos. A partir de estos valores podríamos decir que la puntuación de la tableta es mala. Como todo en la vida, hay que fijarse en los detalles. An Tu Tu X tiene una opción que nos permite comparar dos terminales diferentes. De esta forma podemos ver los puntos fuertes y débiles de cada uno que explican la puntuación obtenida.

01 ComparativaComparativa del test

La CPU del Galaxy S2 es de doble núcleo a 1,2 GHz mientras que la Kepler 1 lleva un procesador de un núcleo a 1 GHz. En memoria RAM tenemos 1 GB frente a los 512 MB de la Kepler. Con la GPU ocurre lo mismo en favor del Galaxy S2. Es normal que la puntuación sea superior en el Galaxy S2 si tiene mejor CPU, el doble de RAM y una GPU más potente. Hay otro detalle que quiero remarcar y es el precio de ambos dispositivos. El S2 salió al mercado en torno a 600 € libre mientras que la Kepler 1 estaba por 200 €. Estos precios corresponden a 2011 y en poco más de dos años las prestaciones de ambos dispositivos han quedado superadas sin problemas. No tengo los benchmark con Android 2.3 / 4.0.4. Si alguno los tiene y me los puede mandar para ponerlos en el artículo se lo agradecería.

Comparativa con un Samsung Galaxy S2Comparativa con un Samsung Galaxy S2

Conclusiones

La puntuación que obtenemos en un benchmark depende de muchos factores siendo el principal el hardware. Si queremos tener una potencia bruta grande, necesitamos un hardware que lo admita y esto implica pagar un precio superior. En el momento de comprar un nuevo dispositivo, da lo mismo que sea un teléfono o una tableta, hay que mirar por una parte la potencia pero también el precio y las necesidades que tenemos en ese momento. No sirve de mucho tener un terminal que vale 600 € si lo usamos únicamente para Whatsapp. Por suerte o por desgracia la tecnología avanza muy rápido y no importa el dinero que gastemos en un producto. Después de un año las prestaciones de un producto tecnológico han sido superadas por la comptencia con un precio menor. Por esta razón hay que buscar un equilibrio entre precio y prestaciones aunque esto no sea siempre fácil.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.