Joomla es un gestor de contenidos sencillo de aprender y de utilizar. Para valorar si nos interesa como herramienta para una Web una de las opciones más prácticas que tenemos es probarlo. Hay dos formas de probar Joomla. La primera es de forma local montando un servidor Web propio mientras que la segunda consiste en aprovechar la versión Demo que tienen en la página del proyecto. Si queremos probar los menús y las funciones de Joomla esta es la forma más sencilla pero hay que tener en cuenta algunos detalles. El primero es que, aunque tenemos un usuario para el frontend (la parte que ve el usuario) y otro para el backend (la parte de administración), la cuenta para usar la demo es la misma para todo el mundo. Esto quiere decir que al mismo tiempo que probamos las opciones otros usuarios pueden crear categorías, añadir artículos, etc.

Todos los cambios tienen un límite de tiempo y se eliminan después de 10 minutos. Debido a ambas limitaciones (usuarios y tiempo de acceso) no es posible hacer pruebas que necesiten tiempo. Para estos casos podemos usar una versión temporal de 30 días en la que tendremos un usuario propio. Cuando pase el tiempo tendremos que sacar los datos o contratar el alojamiento que indican en la Web de Joomla. Si queremos usar la versión de 30 días sólo tenemos que rellenar el formulario que aparece en la parte izquierda de la demo.

Elección de la versión de Joomla

El siguiente paso es decidir que versión de Joomla queremos usar. En estos momentos están disponibles las versiones 3.1 y la 2.5. De forma sencilla podemos decir que las versiones que tienen un tiempo de soporte extendido son las que acaban en 5. Joomla 2.5 entra en esta categoría. La versión 3.1 está en desarrollo y tiene un tiempo de soporte inferior. Con esta información, ¿qué versión de Joomla deberíamos usar? La regla general es, si vamos a montar un proyecto Web nuevo, debemos elegir la versión 3.1 mientras que si vamos a migrar desde una versión anterior de Joomla es mejor utilizar la 2.5.

En esta regla lo único que hay que tener en cuenta es el soporte de las extensiones que usamos en la Web. Las funciones de Joomla se pueden ampliar usando extensiones. Estas extensiones están preparadas para una versión concreta (al igual que las plantillas). Si tenemos una extensión preparada para Joomla 2.5 y queremos usar Joomla 3, lo más probable es que no funcione. Por eso, antes de hacer una migración es obligatorio comprobar que todas las extensiones están soportadas.

Versiones de Joomla

Supongamos que queremos realizar una Web nueva. Las URL para Joomla 3.1 son:

  • Frontend.
  • Backend: login demo, password demo

Trabajar con Joomla!

El funcionamiento de Joomla puede parecer complicado al principio por todas las opciones que tiene. Aunque esto es cierto, si conocemos la estructura interna y la forma de trabajar de Joomla veremos que es más sencillo de lo que parece. La unidad básica de Joomla es el artículo y corresponde a una noticia o una hoja de documentación. Cuando creamos un artículo tenemos un elemento independiente con su contenido y sus metadatos junto con un identificador que es lo que usa Joomla para localizarlo.

Para organizar los artículos usamos categorías. La organización no es algo fijo sino que es flexible. Supongamos que tenemos un artículo que lo hemos clasificado inicialmente en la categoría Electrónica y más adelante vemos que debería estar en otra categoría. Hacer el cambio es tan sencillo como abrir el artículo, elegir la categoría nueva y guardar los cambios. No es necesario conocer el funcionamiento interno de Joomla para usarlo.

Backend de JoomlaBackend de Joomla

Con las categorías organizamos los artículos. El siguiente paso es mostrar esa información al usuario. Hay diferentes formas pero la más sencilla es poniendo una entrada de menú. Cuando el usuario pulse sobre el enlace asociada podrá ver un listado de todos los artículos ordenados según diferentes criterios y acceder a la información. En la entradas del menú hay una que es especial y actúa como punto de entrada a la página. Esta entrada mostrará los últimos artículos que hemos escrito en la página Web. Veremos todos estos en detalles en profundidad en las siguientes entregas.

Frontend de JoomlaFrontend de Joomla

Conclusiones

Joomla puede parecer un poco complicado al principio por todas las opciones que tiene. Una vez que conocemos los elementos básicos es sencillo de usar y nos aporta varias ventajas sobre una Web diseñada desde cero. La primera es que la estructura puede variar con el tiempo. Los artículos se organizan en categorías y se pueden organizar en una u otra utilizando un interfaz gráfico. No es necesario modificar los archivos internos de la página para hacer los cambios. La segunda ventaja viene de la mano del sistema de usuarios. Podemos tener varias personas con un rol de «editor» que trabajen de forma colaborativa añadiendo contenido a la página pero sin poder modificar las partes críticas del sistema.

Si un artículo está en edición aparecerá  una indicación al resto de editores para que no lo puedan modificar. De esta forma podemos tener a varias personas trabajando en paralelo para añadir contenido a la página. La última ventaja que podemos destacar es la posibilidad de usar extensiones, que nos permiten añadir funciones extras que no vienen de serie con Joomla para adaptarlo a nuestras necesidades. En los siguientes artículos vemos las opciones que tenemos para gestionar Joomla tomando como base la estructura de Joomla 3.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.