El Pebble es un reloj de tinta electrónica que tiene una batería que dura aproximadamente una semana. Pebble como compañía ya no existe porque fue comprada por Fitbit. Uno de los problemas que trajo la compra fue que dejaron de dar soporte al reloj. De forma resumida, si tienes un problema con el reloj no puedes repararlo por las condiciones de la compra que hicieron (aunque estuviera en garantía). Fitbit ha mantenido los servidor del Pebble de forma que se pudieran descargar esferas o aplicaciones entre otros servicios. Inicialmente el soporte finalizaba en diciembre de 2017 aunque lo ampliaron hasta finales de junio. En algo menos de dos semanas los servidores se apagarán para siempre aunque el proyecto Rebble tiene algo que decir al respecto.

El proyecto Rebble

Salvo cambio de última hora por parte de Fitbit, los servidores que usa Pebble dejarán de funcionar a final de mes. A través de este artículo de El androide libre he conocido la existencia de un proyecto de la comunidad llamado Rebble. El proyecto Rebble pretende remplazar la tienda de aplicaciones, el firmware del reloj y las aplicaciones del teléfono. Al ser un grupo pequeño, no estarán todos los elementos del ecosistema funcionando a final de mes.

Logo Rebble

Logo Rebble

Las cuentas del usuario

Rebble sustituirá los elementos principales del ecosistema de Pebble. La información del usuario está almacenada en los servidores de Pebble. Por esta razón conviene conectar ambos servidores utilizando este enlace antes de que acabe el mes. La identificación se realiza usando Oath. Rebble no recibe en ningún momento la contraseña del usuario.

Es importante enlazar las cuentas si has programado alguna aplicación o esfera. En caso de no hacerlo, no será posible identificar de forma correcta al programador y no aparecerá la aplicación en la tienda. A modo de curiosidad en estos momentos hay 10.000 usuarios que han enlazado las cuentas.

Alternativas al Pebble

El Fitbit Versa es prácticamente un clon del Pebble con pantalla a color y algunas opciones extras. Es un buen producto y su precio de 200 € está ajustado. Con independencia de estos detalles, no vale la pena comprarlo si aún tenemos un Pebble que sigue funcionando. En Amazon se sigue vendiendo el Pebble a un precio de 60 €. Si Rebble mantiene en cierta medida el ecosistema de Pebble, es una opción muy válida para tener un reloj inteligente a un precio reducido.

Fitbit Versa

Fitbit Versa

Conclusiones

Fitbit es una compañía y su objetivo es ganar dinero, algo lógico y normal. Al comprar Pebble lo hicieron de una forma que les evita tener que cumplir con la garantía del reloj. Si tienes un problema con el Pebble no tienes la opción de hacer valer la garantía o de repararlo asumiendo un coste. Por esta razón cuesta recomendar la compra del Fitbit Versa. Es un buen producto pero no es una buena forma de tratar a tus clientes.

Al proyecto Rebble le queda recorrido. Si consiguen mantener el ecosistema del Pebble, ya se puede considerar un éxito. A medida que pasen los meses se verán los resultados. Para conocer más en detalle el estado del proyecto se puede entrar en su Discord.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.