El reloj Pebble es un reloj inteligente (smartwatch) de tinta electrónica. Su pantalla funciona igual que la de un libro electrónico: sólo consume energía cuando se actualiza. Gracias a esto su batería puede durar 5 días sin demasiados problemas. La historia del Pebble ha tenido bastantes movimientos. Empezó con un proyecto en Kickstarter y la empresa acabó siendo comprada por Fitbit. Con la adquisición, Fitbit pasó a gestionar la tienda de Pebble, de la que se podían descargar esferas (skins) y aplicaciones.

Hay que reconocer que Fitbit ha mantenido más tiempo los servidores del que pensaba inicialmente. A finales del año pasado cerró la tienda y el Pebble pasó a ser un reloj más limitado. Aunque la situación no es buena, apareció un proyecto independiente que cogió el testigo de la tienda y permiten que se pueda seguir usando el reloj Pebble en estos momentos. Para continuar necesitas un teléfono con Android y un reloj Pebble. Seguramente se pueden aplicar los mismos pasos en iOS pero no tengo la posibilidad de probarlo.

Primeros pasos

Con el fin de reducir los problemas, en una de las últimas actualizaciones de la aplicación oficial de Pebble se añadió la posibilidad de cambiar la tienda. El usuario ve la misma tienda pero internamente es el proyecto Rebble el que proporciona las esferas y las aplicaciones.

A continuación voy a poner todos los pasos partiendo de que el teléfono no tiene la aplicación Pebble instalada. Si ya la tenéis, podéis saltaros este apartado y pasar directamente al siguiente.

El primer paso es instalar la aplicación Pebble de la Play Store. Para hacerlo hay que abrir Google Play y buscar la aplicación “Pebble”. Instalamos la aplicación y la ejecutamos.

Instalar Pebble en la Play Store

Instalar Pebble en la Play Store

Al ejecutarla aparecerá la pantalla de iniciar sesión. Como los servidores oficiales están apagados, la pantalla estará en negro.

Pantalla de login del Pebble

Pantalla de login del Pebble

De momento hay que pulsar en el botón “Omitir” y continuar todo el proceso de emparejamiento y configuración inicial del reloj. No voy a poner todas las capturas de pantalla para centrarme en las cosas que cambian al usar Rebble. Si alguno no se aclara puede preguntarme usando los comentarios o el formulario de contacto. Al final tenemos que llegar a la pantalla que muestra las esferas.

Listado de esferas

Listado de esferas

Cambiar la tienda a los servidores de Rebble. Os recomiendo que uséis Chrome como navegador para este paso ya que se usará la información de la cuenta de Google para asociarla a la tienda de Rebble.

La URL es: https://auth.rebble.io

Login del proyecto Rebble

Login del proyecto Rebble

Después de crear la cuenta aparecerá una página con las funciones que tiene Rebble. El uso de las esferas o las aplicaciones es gratuito. Algunas funciones, como el dictado de voz, requieren de un pequeño pago. Hay que pulsar en el enlace “get started now”.

Cambiar el servidor de la tienda al servidor de Rebble

Cambiar el servidor de la tienda al servidor de Rebble

En la página que aparece se dan las instrucciones a seguir. Nos desplazamos al final de la página y seleccionamos el botón “Switch to Rebble”. Se abrirá la app de Pebble indicando que se ha cambiado la URL de la tienda (Boot URL).

Una vez os salga el aviso hay que cerrar la aplicación Pebble. Se pulsa en el botón de aplicaciones de la barra de Android y se desplaza a un lateral para cerrarla. Si lo hemos hecho bien, al abrir de nuevo la aplicación de Pebble aparecerá una nueva pantalla.

Servidor de la tienda modificado

Servidor de la tienda modificado

Cuando aparezca la pantalla anterior, el proceso ya ha finalizado. Deberían aparecer más esferas y se pueden instalar desde la tienda. Es posible que alguna de las esferas que aparecían con la tienda oficial no aparezca ahora. Para no perder esas esferas había que sincronizar las cuentas de Pebble y de Rebble con una fecha límite. Pasada esa fecha límite se parte de una cuenta nueva.

Conclusiones

El Pebble es un reloj muy interesante. Se puede encontrar ahora por un precio reducido (aproximadamente unos 60 €) y con la ayuda de Rebble se le puede sacar partido. Con la compra que realizó Fitbit, se desentienden de la garantía. Si algo le pasa al reloj no hay posibilidad de repararlo. En cualquier caso, si el reloj funciona bien, se puede seguir usando sin problemas. Cuando deje de funcionar ya se pueden buscar otras alternativas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.