Tiempo de lectura: 3 minutos

Fedora es una distribución estable y tiene las últimas versiones de los programas. Los recursos que necesita para funcionar son razonables y el sistema en su conjunto responde de forma fluida. Pese a estas características tiene algunos problemas que os pueden afectar, todo depende del tipo de equipo que tengáis. Una de los primeros “problemas” es el tiempo de vida de la versión normal que es de un año. Esto quiere decir que el sistema operativo que has instalado tendrá actualizaciones durante un año, pasado ese tiempo será necesario hacer una actualización a un sistema más reciente. La actualización no suele ser un problema excepto si tenemos un equipo antiguo. Ahí aparece el segundo problema. ¿Quiere decir esto que si no podemos actualizar nos quedamos con un sistema antiguo y vulnerable?

Un poco de historia

Para contestar a la pregunta tenemos que hacer un poco de historia sobre los orígenes de la distribución. Hace muchos años cuando GNU/Linux empezaba a expandirse teníamos varias distribuciones principales entre las que destacan Debian, RedHat y Suse. La primera la desarrollaba la comunidad y aunque sigue en la actualidad tiene menos peso para el usuario normal. Entre sus distribuciones derivadas tenemos Ubuntu. RedHat por otra parte empezó como una distribución comercial que tenía una versión de la comunidad. La distribución de la comunidad actuaba como experimento de las nuevas funciones que añadirían a la rama empresarial.

Una empresa busca primero estabilidad y no se puede conseguir estabilidad si no se prueban mucho las cosas. Van pasando los años y Redhat deja de mantener la versión de la comunidad pero entrega su control a la comunidad pasando a ser Fedora. RedHat sigue patrocinando Fedora pero no trabaja en ella directamente. En este punto tenemos por una parte una versión libre que es Fedora y una comercial que es RHEL. De la versión comercial se hace un fork compatible a nivel de binarios llamada CentOs.

Ventajas de cada versión

¿Cuando puede ser interesante usar CentOS? Fedora tiene un ciclo de vida de un año, Cent Os tiene hasta 2017 actualizaciones de software y hardware y hasta 2020 actualizaciones de seguridad. Si tenemos un equipo antiguo nos aprovecharemos de esto para tener un sistema actual sin tener que adquirir un nuevo equipo. Si con CentOS tenemos tanto tiempo de soporte, ¿para que tenemos que usar Fedora?. No todo es tan sencillo como parece. Con CentOS tenemos más tiempo de soporte a costa de usar software más antiguo y estable. Para poner un ejemplo, CentOS 6.3 usa Gnome 2.30 mientras que en Fedora 18 estamos usando la versión 3.6. Usando repositorios externos es posible usar versiones más recientes pero siempre iremos por detrás de Fedora.

Todo depende de cada usuario pero de forma general:

  • Tienes un servidor Web y necesitas que sea estable y tenga actualizaciones.
  • Quieres seguir usando una “versión” de Fedora pero tu equipo no puede mover las últimas versiones.
  • No quieres tener que actualizar el sistema operativo una vez cada año.
  • No te gusta Gnome 3 y quieres seguir usando Gnome 2.x.

¿Es sencillo usar CentOS?

CentOS funciona de forma similar a las versiones actuales de Fedora. Como está orientada a servidores Web o equipos que necesitan estabilidad es posible que algún hardware reciente no funcione completamente. Para saber si tendremos algún problema en su uso siempre es posible probar un Live CD y verificarlo por nosotros mismos. De la misma forma que hacemos con Fedora es posible usar un USB y guardar nuestros datos en él con lo que podemos instalar todos los paquetes necesarios y verificar si cumple nuestras necesidades. CentOS también puede usar repositorios como RPM Fusion (con algunas modificaciones) y no perderemos cosas como codecs de vídeo si optamos por esta distribución.

Podemos descargar el Live CD desde los siguientes enlaces (mirror para España):

En la misma ruta están los archivos para descarga directa y los archivos .torrent

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.