En la primera entrega vimos la distribución de la memoria interna en Android y la posibilidad de usar la tarjeta SD como memoria interna. Aunque tiene muchas ventajas, también tiene inconvenientes en la forma de rendimiento y pérdida de la información. Por esta razón, la función está desapareciendo de las últimas versiones de Android. ¿Quiere decir que no se puede usar una tarjeta SD en un teléfono con Android? La respuesta es no. En esta entrega veremos algunos usos que se pueden dar a la tarjeta SD configurada como memoria externa.

La tarjeta SD y el contenido multimedia

La aplicación de la cámara de un móvil guarda las fotografías en formato JPG. Con este formato se pierde algo de calidad pero permite que las imágenes ocupen poco espacio. A medida que ha ido evolucionando la cámara de los teléfonos, se han ido añadiendo nuevas características. Una de esas características es la posibilidad de guardar la fotografía en formato RAW. Éste formato se comporta como el negativo de una cámara analógica y tiene mucha más información que la que contiene el formato JPG. A efectos prácticos, es la fotografía que captura el sensor de la cámara sin ningún tipo de procesado

La fotografía en formato RAW tiene las mismas dimensiones que la fotografía en formato JPG, la diferencia es la información que contiene. Si vuestro terminal lo admite, os recomiendo activar la opción que permite el disparo en JPG y RAW. He comentado que la imagen tiene más información, eso implica que ocupa más espacio. Como orden de magnitud, una fotografía en JPG puede ocupar un par de MB. La misma fotografía en RAW puede ocupar unos 30 MB. Con una fotografía no se nota mucho la pérdida de espacio pero si hacemos muchas, la diferencia se nota. Algo parecido se puede aplicar a grabar un vídeo con resolución Full HD y con resolución 4k

En este ejemplo se puede usar la tarjeta SD como “destino” de las fotografías y los vídeos. La memoria interna sigue teniendo espacio libre y todo el contenido multimedia se guarda en la SD. Con las fotografías no debe haber problemas, con el vídeo puede aparecer alguno. Un vídeo en 4k exige muchos recursos del teléfono. Si la SD no es de buena calidad, pueden aparecer saltos en el vídeo. Lo que hacen algunos fabricantes es guardar primero en la memoria interna (más rápida) y luego pasarlo a la tarjeta SD.

La tarjeta SD y los mapas

Al usar el GPS los datos de la localización se van descargando mediante la conexión de datos del teléfono. Si tenemos una tarifa con pocos datos, puede ser un problema importante ya que se está gastando sin darnos cuenta. Una forma sencilla, que evita la mayor parte del consumo es descargar los mapas usando una conexión WiFi

Descargar mapas en Google Maps
Descargar mapas en Google Maps

Los pasos para descargar los mapas varían dependiendo de la aplicación que usemos. En Google Maps se pueden descargar desde los ajustes de la aplicación. En otras aplicaciones, como Sygic se descargan los mapas de los países en el primer inicio de la aplicación. Los mapas pueden ocupar varios cientos de MB y se pueden guardar en la tarjeta SD sin problema

La tarjeta SD y el streaming

El streaming ha permitido acceder a nueva música o series por un precio reducido al mes. En muchos servicios como Spotify o Netflix es posible descargar el contenido para poder disfrutarlo cuando no tengamos una conexión WiFi cerca. Este contenido, música y vídeos de series, ocupa mucho espacio en la memoria interna y es un buen candidato a guardarlo en la tarjeta de memoria

Una colección de música puede ocupar varios GB, sobretodo si la descargamos en la máxima calidad. Lo mismo se aplica a las series o las películas. En estos casos no importa que el teléfono o la tableta tengan poca memoria interna ya que se puede guardar toda la información en la tarjeta SD. De esa forma se puede acceder a la información aunque no tengamos una conexión de datos activa. Un detalle importante es que hay que conectar cada cierto tiempo el dispositivo con los servidores de streaming o los datos caducarán. No vale con descargar los datos, cancelar la suscripción y acceder a ellos de forma ilimitada

Descarga de capítulos de Netflix
Descarga de capítulos de Netflix

Antes de descargar el contenido multimedia conviene configurar la aplicación para que use la tarjeta SD como destino de los datos. Si nos hemos olvidado y se han descargado los datos en la memoria interna, no es algo problemático. Al seleccionar como destino la tarjeta SD, la propia aplicación los moverá por nosotros. Es importante no hacer esta operación de forma manual desde el administrador de archivos o corremos el riesgo que se “pierdan” los datos y nos toque descargarlos de nuevo.

La tarjeta SD como memoria USB (MTP)

El teléfono o la tableta se pueden usar también como memoria USB. Al conectarlos al ordenador aparecerán como una unidad nueva y se podrá acceder a la memoria interna o a la tarjeta SD. Es una función práctica que puede sacarnos de un apuro si necesitamos copiar información y no tenemos cerca una memoria USB. La conexión se realiza usando MTP, que permite acceder a los datos mientras se usa el dispositivo

La conexión MTP es un poco “caprichosa”. Si copias datos del ordenador a la memoria interna o a la tarjeta SD funciona sin problemas. Cuando lo haces de la memoria interna a la SD (o viceversa) pueden ocurrir comportamientos raros: poca velocidad, pérdida de datos, etc. Podéis ver un resumen del funcionamiento de MTP en este enlace

Hace un par de años se podía conectar el teléfono o la tableta al ordenador como si fuera una memoria USB. No tenía los problemas de la conexión MTP pero tampoco permitía acceder a los datos del teléfono cuando estaba conectado el ordenador. MTP supera este inconveniente pero tampoco es perfecto.

Conclusiones

En esta serie de artículos hemos visto las formas de utilizar la tarjeta SD en Android. Aunque se puede usar la SD como memoria interna, no conviene hacerlo por los inconvenientes que tiene. Dependiendo de la versión de Android es posible configurarlo pero el usuario asume el riesgo de perder rendimiento y los datos si hay cualquier problema.

Como memoria externa, la SD puede dar bastante juego. Hay mucho contenido que se puede pasar a la SD sin problemas: fotografías, vídeos, música o series. Los archivos que se generan pueden ocupar mucho espacio y al trabajar con la SD se libera la memoria interna. Es importante usar una tarjeta SD rápida que se adapte a lo que necesitamos. Las tarjetas SD tienen varias categorías dependiendo de sus características. Por ejemplo, para grabar vídeo en FHD hace falta una categoría mínima para que funcione bien. Si es vídeo en 4k la categoría aumenta porque las necesidades son mayores. Si se usa una tarjeta SD de una categoría inferior se pueden producir pérdidas de datos

Antes de comprar una tarjeta SD conviene pensar el uso que le queremos dar. Al hacerlo podremos ajustar más el precio y evitar comprar modelos que serán mejores, pero no se podrán aprovechar en el teléfono o la tableta que tengamos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.